ORGANIZAR UNA FIESTA DE CUMPLEAÑOS PARA NIÑOS





Aquí podeis encontrar algunos consejos para organizar una fiestecilla de cumpleaños para niños.
Por lo general, las fiestas de cumpleaños se celebran a media tarde o un poquito más temprano. Es necesario tener la precaución de que no puedan producirse daños en la casa y asegurarse de que los niños puedan divertirse allí durante unas horas y sin ningún tipo de problemas.



LAS INVITACIONES
Después de establecer la fecha y hora de la fiesta hay que preparar las invitaciones que tendrán que entregarse con suficiente antelación, por lo menos una o dos semanas antes, ya que los niños de hoy en día tienen agendas muy ocupadas. En la invitación es preciso escribir la dirección completa junto con el número de teléfono para que cada invitado pueda confirmar su asistencia y, si el portero automático pudiera dar problemas por la cantidad de portales, escaleras, pisos, etc. que pudiera haber, es aconsejable indicar claramente cual es el timbre exacto.
Por supuesto, la invitación también puede hacerse vía oral, en persona o por teléfono, pero es mejor hacerlo por escrito, así el pequeño que cumple los años podrá preparar personalmente las invitaciones para sus amigos y para sus compañeros de clase, de esta manera la fiesta empezará ya con los preparativos.
Las invitaciones se pueden pintar, dibujar y decorar de diversas formas.
Trata de descargar gratuitamente una de la invitaciones que ya hemos preparado nosotros..

PREPARATIVOS EN CASA
Podéis elegir un tema que caracterice la fiesta y de acuerdo a él ir preparando las decoraciones. El homenajeado también puede ayudar a preparar la decoración para la fiesta que puede hacerse de una forma muy sencilla con unas cuantas cartulinas de colores, un rollo de cinta adhesiva y una grapadora.
Pueden hacerse sombreros con diversas formas, adornos para la mesa, tarjetas para los sitios de la mesa con el nombre de cada invitado e incluso decorar los vasos.
Los temas para la fiesta son muchos y se puede hacer la elección en función de la época del año o dejándose llevar por la creatividad particular de cada uno, como podría ser el tema de la primavera con muchas flores de colores hechas de papel crepe o papel de seda, el tema de los piratas o el mágico mundo del circo o bien con los personajes y la ambientación de una bonita fábula o algún otro tema de tantos que podéis elegir.
Los globos colgando de las paredes son siempre muy agradables a la vista e incitan a la alegría.



ANTES DE LA FIESTA
Los preparativos para la pequeña fiesta deben orientarse a conseguir hacer de la casa un espacio seguro para los más pequeños y, al mismo tiempo, poner en lugar seguro todo lo que sea frágil y pudiera romperse o estropearse si cae en pequeñas e inseguras manos.
Hay que tratar de conseguir el mayor espacio posible en la estancia destinada a la fiesta. Conviene apartar de alrededor los objetos frágiles y los pesados que pudieran caerse y no sacar tampoco aquellos juegos con demasiadas piezas para que luego no se dispersen por todos los lados de la casa.
Por supuesto, lo mejor es cerrar con llave las habitaciones donde los niños no deben entrar.

ORGANIZAR LOS JUEGOS
Los niños deben con discreción estar continuamente vigilados por alguna mamá, de forma que la euforia de la fiesta no produzca daño alguno.
Es conveniente preparar con antelación algún juego interesante e incluso también conseguir un DVD de dibujos animados y lograr así algún momento de tranquilidad.

LA APERTURA DE LOS REGALOS
Para la apertura de los regalos de cumpleaños puede aprovecharse el momento de pausa entre un juego y otro. Conforme van llegando los invitados se pueden colocar los regalos en una cesta y luego al niño que cumple los años se le puede hacer leer las tarjetas de los regalos al tiempo que va abriéndolos mientras que todos los pequeños invitados se sientan en círculo a su alrededor.



EL BUFET PARA LA FIESTA
Para la pequeña fiesta se puede preparar una bonita mesa en plan buffet, con platos atractivos y adecuados a los gustos de los niños. El mantel y las servilletas pueden ser de papel, con temas alegres y vivos colores, al igual que las tazas y los platos. El único problema va a ser su elección.
La merienda para la fiesta de los niños puede ser saludable y, al mismo tiempo, agradable y de sabor dulce.
Las pequeñas pizzas y los bocadillos tipo pulga siempre tienen un gran éxito y se pueden adquirir ya preparados en la panadería de confianza. Incluso las deliciosas palomitas de maíz pueden comprarse ya hechas, pero también son fáciles de preparar en casa, basta con calentar un poco de aceite en una sartén y echar dentro un puñado de granos de maíz manteniendo el recipiente tapado hasta que hayan estallado todas las semillas.
Para las bebidas resultan ideales los zumos de frutas, los batidos, el té fríoo, los refrescos y el agua.
La tarta se puede comprar ya hecha o bien puede adquirirse la base ya lista y terminar de rellenarla con los ingredientes que se desee junto a una sabrosa crema.




Política de privacidad